Oración de la mañana (31/10/2009)

Comenzamos con la señal de la Cruz, que nos recuerda el amor que Dios, nuestro Padre, siente por nosotros.
EN EL NOMBRE DEL PADRE + Y DEL HIJO + Y DEL ESPÍRITU SANTO. AMÉN.

EL ARROYO
                   
         (Julio 18 de 1966. Convaleciente)

Callado, casi temeroso,
Por un impulso misterioso
Nace el arroyo cristalino,
Testimonio del poder divino.

Viene bajando la ladera
A una fecunda carrera,
Alegre…cantando…saltando…
Su grata presencia pregonando.

Jugando con la suave brisa
Mientras suena su sonrisa,
Se lanza en alto gotas como perlas
Que el sol acaricia al verlas.

Cansado de tanto jugar,
Con deseo de reposar,
Prepara un plácido remanso
Donde hallar un breve descanso.

 Corriendo por montes y valles,
Sin parar en tantos detalles,
Sigue su lento o veloz andar
Hasta encontrar el inmenso mar.

Entre penas y alegrías,
Alma, van corriendo tus días,
Venciendo del mundo las cadenas
Y la carrera de tu vida llenas.

Señor, también arroyuelo soy,
Mas ignoro hacia dónde voy,
Haz que con amor te pueda seguir,
Así al fin en ti me sumergir.

SALMO 91

Este salmo canta las maravillas realizadas en Cristo, y en todos los cristianos que aceptan el Evangelio como opción de vida. El P. Vandor, se gozaba de la presencia de ese Jesús, causa y fundamento de su existencia Y de su vocación sacerdotal, y repetía, con el corazón lleno de alegría, ¡Qué magníficas son tus obras, Señor!

R/ ¡Qué magníficas son tus obras, Señor!

Es bueno dar gracias al Señor
y tocar para tu nombre, oh Altísimo,
proclamar por la mañana tu misericordia
y de noche tu fidelidad,
con arpas de diez cuerdas y laúdes,
sobre arpegios de cítaras.

R/ ¡Qué magníficas son tus obras, Señor!

Tus acciones, Señor, son mi alegría,
y mi júbilo, las obras de tus manos.
¡Qué magníficas son tus obras, Señor,
qué profundos tus designios!
El ignorante no los entiende
ni el necio se da cuenta.

R/ ¡Qué magníficas son tus obras, Señor!

Aunque germinen como hierba los malvados
y florezcan los malhechores,
serán destruidos para siempre.
Tú, en cambio, Señor,
eres excelso por los siglos.

R/ ¡Qué magníficas son tus obras, Señor!

Porque tus enemigos, Señor, perecerán,
los malhechores serán dispersados;
pero a mí me das la fuerza de un búfalo
y me unges con aceite nuevo.

R/ ¡Qué magníficas son tus obras, Señor!

El justo crecerá como una palmera,
se alzará como un cedro del Líbano:
plantado en la casa del Señor,
crecerá en los atrios de nuestro Dios;
R/ ¡Qué magníficas son tus obras, Señor!

en la vejez seguirá dando fruto
y estará lozano y frondoso,
para proclamar que el Señor es justo,
que en mi Roca no existe la maldad.

R/ ¡Qué magníficas son tus obras, Señor!

GLORIA AL PADRE Y AL HIJO Y AL ESPÍRITU SANTO.
COMO ERA EN EL PRINCIPIO, AHORA Y SIEMPRE, POR LOS SIGLOS DE LOS SIGLOS. AMÉN.

Momento breve de silencio.

El amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones con la gracia del envío del Espíritu Santo; ese Espíritu nos llena de fortaleza, para que cada uno pueda llamar a Dios, Padre y sentirse hijo, partícipe de su Reino. Por eso, nos atrevemos a decir.

PADRE NUESTRO…

OREMOS
Oh Dios, que santificas a la Iglesia en medio de tu pueblo, derrama el Espíritu Santo sobre toda la tierra, para que cuanto hiciste, por medio de sus dones, en los comienzos de la predicación evangélica, lo renueves ahora en el corazón de tus fieles. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que contigo vive y reina, en la unidad del Espíritu Santo, por los siglos de los siglos. Amén.

Canto al Espíritu Santo.

2 Responses

  1. Lester Says:

    emocionate es la palabra para describir el evento que se celebro ,tuve la dicha de estar alli ,
    un abrazo

  2. admin Says:

    Quiero agradecer a todos nuestros hermanos y amigos del Carmen por sus comentarios realizados en este humilde espacio, creado para para que todos aquellos que conocieron al Padre Vandor estuvieran presentes al menos a través de estos medios.
    Ademas agradecerles tambien por sus oraciones y por su presencia espiritual, lo cual permitió que todas las actividades se dearrollaran con éxito.
    Es nuestra intención seguir publicando en este espacio todo lo relacionado con la causa del Padre Vandor.
    Gracias una vez más a todos, que Dios les bendiga, seguimos en comunión.

Deje su comentario

Por favor nota: Los comentarios son enviados a moderación, es posible que demore su aprobación. Por lo que no es necesario volver a reenviar su comentario.

Centenario del Siervo de Dios Padre José Vandor